Skip to Main Content

Prótesis de rodilla específica para cada paciente

Citas

Llame o haga clic para programar una consulta en persona o virtual.

Llámenos al
305-243-3000

O

Planes de seguro

Acceda a una lista de los planes de seguro aceptados en University of Miami Health System.

En las prótesis de rodilla específicas para cada paciente, se utiliza tecnología de imágenes para crear una nueva articulación personalizada según sus necesidades. Antes de la operación de prótesis de rodilla, el cirujano le hará una radiografía de toda la extremidad y una resonancia magnética (RM) de la rodilla. Con estas imágenes, los ingenieros analizan sus características anatómicas y seleccionan el implante que mejor se adapte a usted.

Además, se construirán herramientas impresas tridimensionales con las que el médico podrá colocar con precisión la nueva articulación durante la cirugía.

Las prótesis de rodilla específicas para cada paciente ofrecen grandes ventajas. De esta manera, se garantiza que la nueva articulación se haya colocado bien y que esté a la misma altura que la pierna. También se ha reducido el tiempo de la cirugía, por lo que los efectos de la anestesia le durarán menos.


Who Is a Candidate?

Puede recibir una cirugía de prótesis de rodilla si ha sufrido afecciones como artrosis o artritis reumatoide que han contribuido al desgaste del cartílago de la rodilla y le han provocado dolor. Si el dolor de rodilla le impide realizar sus actividades cotidianas o dormir, quizás deba considerar la posibilidad de una prótesis de rodilla. Todas las personas que pueden someterse a una artroplastia de rodilla pueden elegir una artroplastia específica para cada paciente.


What to Expect

Quien realizará la cirugía de prótesis de rodilla específica para cada paciente será un cirujano que se especializa únicamente en eso. Puede confiar en su experiencia para obtener excelentes resultados.

En el University of Miami Health System, utilizamos protocolos de vía rápida para que pueda recuperarse con rapidez y volver a su hogar después de la cirugía. Comenzará estos protocolos incluso antes de que comience la cirugía. En primer lugar, asistirá a una clase para aprender lo que puede esperar de la cirugía y cómo utilizar andadores, bastones y otros equipos de asistencia.

También se le enseñarán ejercicios que puede hacer en su hogar para empezar a fortalecer la pierna. Mantener una buena fuerza muscular es vital para volver a realizar actividades después de la cirugía. El día de la operación, la enfermera le dará medicamentos contra las náuseas causadas por la anestesia. También recibirá líquidos por vía intravenosa para mantener la presión arterial al mismo nivel y analgésicos para detener el dolor antes de que empiece.

La cirugía durará aproximadamente una hora. Recibirá anestesia espinal para evitar el dolor, en lugar de anestesia general, con el fin de reducir el riesgo de presentar náuseas y mareos. También recibirá sedación para que se quede tranquilo y relajado durante la cirugía.

Durante la cirugía, el cirujano hará una incisión en la parte delantera de la rodilla. Con herramientas especializadas impresas y tridimensionales, se realizan cortes muy precisos en los huesos de la pierna para asegurarse de que todas las partes dañadas de la rodilla se eliminen con mucho cuidado.

A continuación, el cirujano colocará los componentes metálicos, ya dimensionados para usted, en el hueso y pondrá un espaciador de plástico entre las dos piezas metálicas que hace las veces del nuevo cartílago. Una vez colocada la nueva articulación, el cirujano cerrará la incisión y vendará la pierna. Pasará un momento en una zona de recuperación antes de dirigirse a su habitación. El anestesista le administrará un bloqueo nervioso que evita el dolor de rodilla durante aproximadamente 48 horas después de la operación.

Cuando esté en su habitación del hospital después de la cirugía, lo visitará un fisioterapeuta para que se levante y camine el mismo día de la cirugía. Si camina, podrá sanar de forma más rápida y segura. Solo tendrá que pasar una noche en el hospital y podrá volver a su hogar al día siguiente. No se preocupe, controlaremos el dolor antes de que se vaya a su hogar para que pueda seguir recuperándose.

Después de la cirugía, deberá asistir a sesiones de fisioterapia ambulatoria o deberá pedirle a un fisioterapeuta que acuda a su hogar. Si bien caminará el mismo día de la cirugía, deberá usar un andador o un bastón durante algunas semanas. A las seis semanas de la intervención, debería poder retomar todas sus actividades normales.


¿Por qué debe elegir UHealth?

Gran experiencia en el tratamiento de una amplia gama de afecciones ortopédicas. Nuestro equipo de traumatólogos, formados por una beca, trabaja conjuntamente con un grupo interdisciplinar de médicos y científicos para proporcionar una atención de alta calidad a las personas con afecciones benignas (no cancerosas) y malignas (cancerosas). Entre ellas se encuentran las enfermedades musculoesqueléticas, los sarcomas de huesos y partes blandas, las enfermedades metastásicas, las neoplasias benignas de huesos y partes blandos, y todo tipo de lesiones ortopédicas.

Atención especializada en prótesis articulares. El cirujano encargado de las prótesis del University of Miami Health System es experto y solo realiza intervenciones de prótesis articular. Nuestros experimentados médicos, que están a la vanguardia de los avances más recientes, realizan miles de prótesis cada año, como las técnicas de prótesis de cadera mínimamente invasivas y las prótesis de rodilla específicas para cada paciente. Puede confiar en sus habilidades para aliviar el dolor articular y volver a realizar las actividades que le gustan.

 

Who Is a Candidate?


Knee joint replacement surgery is an option when non-surgical treatments — such as braces, physical therapy, medicines, and rehabilitation — don’t relieve pain. People of any age or activity level who experience severe pain that limits everyday activities and disturbs sleep are good candidates for knee replacement.

What to Expect


An orthopedic surgeon who specializes in joint replacements performs your knee replacement surgery. The procedure lasts about two hours, and requires spinal or general anesthesia and/or a regional nerve block (an injection that blocks pain signals to the brain).

During the procedure, the surgeon makes an incision on the front of the knee, removes the damaged pieces inside the knee joint, and implants a prosthetic device. After testing the prosthetic joint for proper placement and fit, the surgical site is closed.

Recovery time for knee replacement surgery varies depending on the procedure and your condition. Most people spend a day or two in the hospital and begin outpatient (clinic) rehabilitation and physical therapy. Most people can resume regular activities within six weeks following surgery, but full recovery can take three to six months. 

Seguros aceptados

Nota: A continuación, se enumeran los planes de salud que actualmente tienen contrato con UHealth. Sin embargo, consulte al proveedor de seguros para verificar que UHealth sea parte de la red de proveedores.